Información Util

Dirección: Jerónimo Salguero 1137
CP 1177 Buenos Aires, Argentina
Cel.: +54 116151 7870
Whatsapp: +54 91161517870
info@bioenergeticalatam.com.ar
Como llegar  
      

Canal YouTube

CANAL YOUTUBE SUSANA YASAN.   VISÍTENOS!

El Abrazo

Susana Yasan

Tan lejos… tan cerca, título de uno de mis talleres en los que la bioenergética, los lenguajes corporales, y las escenas posibilitan explorar sobre los estilos de vincularnos.

El factor inspirador: la relación que existe entre ciertas tensiones y nuestras dificultades para entregarnos a los afectos, querer, compartir, apasionarnos, acompañar, acercarnos y distanciarnos, gozar.

Los humanos nos formamos en el contacto, respondemos al mismo, a veces sin conciencia de cómo amamos en relación a cómo aprendimos la experiencia del amor.

Algunas veces victimas de sobreprotección, otras de indiferencia, ausencias, maltratos, descuidos, exigencias. En la mejor de las experiencias: cuidados, estimulados,
acompañados, queridos.

Edward Hall, a quien se le atribuye el empleo de la palabra proxemia, definió esta ciencia como
la ciencia que estudia las relaciones del hombre con el espacio que le rodea, en el que se comunica con hechos y señales.

Berge también hace una reflexión sobre este término: El individuo no está limitado por su piel, si no que se desplaza dentro de una especie
de ‘burbuja personal’ que representa su territorio, el espacio que debe existir entre él y los otros
.

Paul Valéry escribió: Lo más profundo que hay en el hombre es la piel, de ahí que esta organización tripartita sentir, hacer pensar, que nos integra como unidad,
expresada en esas tres capacidades, comienza en los toques iniciales, experiencias de calor, sostén, mecimiento, abrazo, reconocimiento que nos hacen sentir yo soy.

¿Abiertos, confiados? y qué actitud establecemos con nuestro entorno afectivo

¿proximidad, distancia?
Cómo damos y recibimos, ¿Cuáles son los patrones de intercambio afectados por nuestras herencias?

En bioenergética, tomar conciencia de la relación entre nuestro discurso y lo que el cuerpo expresa en un ajuste valioso.

No cambiamos las circunstancias familiares que nos crearon, criaron, sin embargo podemos reconocer en unas piernas poco arraigadas,
de alguien que proviene de unos padres que privaron de suficiente apoyo un presente de alguien que necesita mucha cercanía y sostén
de su pareja
, para dar un ejemplo.

Podemos encontrar una actitud de gran despliegue seductor en quien tiene un enorme miedo a entregarse
profundamente al amor y a un goce sexual pleno.

Formamos en nuestro cuerpo expresiones que manifiestan nuestra alteración de nuestra capacidad de amar y ser amados, las mismas adquieren
rasgos defensivos diferentes en relación a nuestra historia y lo que con ella hicimos y hacemos.

El amor sigue intacto, querer llegar a ese corazón para devolverle su latido, entusiasta es posible si reconocemos como y para que esta atrapado
nuestro impulso de ir hacia, el encuentro.

En bioenergética, contamos con recursos que movilizan las defensas de las que los músculos se hacen cargo para no sentir, re estableciendo el
contacto con emociones como: temor, rabia odio, recuperan su intensidad y expresión, al liberarnos de bloqueos que reprimen el contacto con emociones
temidas o rechazadas, el permiso para que la dulzura, el calor y la delicia de lo amoroso fluyan se habilita con mayor facilidad.

La posibilidad de crecer y cambiar esta implícita en la vida misma, acompaña esa circunstancia la posibilidad de compartir con otros que nos reflejan,
provocan, alientan permiten ensayar otros estilos de ir del desencuentro al encuentro, de la dependencia a la independencia, de la frialdad a la tibieza,
de la desconfianza a la confianza
, de la insatisfacción a la satisfacción de lo que el amor no es al descubrimiento de todo lo que puede ser.

Entonces retomamos la cotideaneidad donde la vida vuelve a ser un diálogo en que la caricia responde a la caricia, el abrazo es la expresión de la confianza
en que los cuerpos se funden hasta los huesos y el amor recupera la excitación inhibida para experimentarse en toda su potencia en la intimidad del encuentro.

Tan lejos… tan cerca, de mi hacia ti, de ti hacia mi. Uno y el universo…

Buenos Aires, Argentina. 30 de Agosto 2010

Los comentarios están cerrados.