Información Util

Dirección: Jerónimo Salguero 1137
CP 1177 Buenos Aires, Argentina
Teléfono: +54 (11) 4782 7005
info@bioenergeticalatam.com.ar
Como llegar  
      

Canal YouTube

CANAL YOUTUBE SUSANA YASAN.   VISÍTENOS!

Testimonios

testimonio

Elizabeth Patricia Perez Santiz, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.

Licenciada en Psicología Social,  tanatóloga, y actualmente  estudiante del diplomado en “Discapacidad e Intervención Multidisciplinaria”. Coordinadora y promotora del grupo llamado “Grupo Visión”, quienes mediante la escucha, apoyo y sensibilización social  trata de reivindicar la percepción e idea que se tiene en torno a la discapacidad en general y en particular a la discapacidad visual.

Hace un año cuando tomé la clase de corporalidad y bioenergética, sentí una gran tristeza y nostalgia al escuchar  y ver un poquito como mis compañeros moldeaban y reestructuraban su ser a través de un dibujo de sus siluetas y   a partir de su cuerpo, verme y saberme sin esas posibilidades, porque siendo ciega, yo no podía colorear, moldear mi cuerpo, el de casi inmovilizarme  me pregunte a mi misma, ¿porqué a mi?

Cuando Susana Yasan, hace que sienta mi cuerpo a través de una pelota, me doy cuenta de que tan solo son mis ojos físicos que no ven, mis manos, pies, mi costalito de piel estaban allí, esperando a que me diera cuenta de que soy un cuerpo, una esencia, un ser con muchas posibilidades, tal vez es cierto no puedo verme, pero puedo sentirme y puedo sentir a los otros, a través de mis otros sentidos, nuevamente  las preguntas y respuestas  se asoman a mi mente, ¿y porqué no a mi?, ¿qué tengo de especial para que esto no me sucediera a mi? Y mi respuesta es la de que soy una chica más, una chica con cualidades y posibilidades, con mucho que dar y recibir, con simplemente  contar con esta grandiosa oportunidad de vivir y aprender de la escuela que es la vida.

A lo largo de un año, he descubierto en mi y en mi cuerpo toda una gama de sensaciones, oportunidades y hoy, nuevamente al trabajar con la silueta de mi cuerpo me descubro mas mujer, mas sensual y sexual, mas creativa viendo y sintiendo a la vida desde mi piel, desde mi esencia misma, soy unica e irrepetible, se que no tengo el cuerpo perfecto como una modelo de televisión, ni los ojos azules en las que incitarían a navegar por ellos, y si, tengo alas para volar como un colibrí que busca su destino,  fuerzas para seguir luchando  y una mente receptiva y un corazon expansivo  que me permiten disfrutar de lo más pequeños detalles de la vida, viendo desde el corazón y sintiendo desde mi costalito de piel.

testimonio

María Cristina Imolesi Sokol, Panamá.

Psicóloga Orientadora Familiar. Directora de la Clínica de Psicología Prof. Mario De Obaldía Alvarado. Universidad Católica Santa María La Antigua. Sede Chiriquí.

¿Cómo expresar en palabras la vibración? ¿Cómo expresar la experiencia, el éxtasis, la intimidad, lo conmovedor del encuentro… ¿ lo que se experimenta, lo que acontece en el territorio del cuerpo poético  que se hace consciente, emocionado…conmocionado… aliviado, fecundo… expresado, expresando intensidades y profundidades?

Conocí la Bioenergética y las Técnicas Corporales y Creativas hace siete años, durante la más dolorosa crisis de mi vida, de la mano de una maravillosa, generosa, genial, talentosa y multifacética Maestra: mi Maestra, Susana Yasan… con quien inicié un camino de recuperación y creación a través del encuentro vivificante inspirador…

Quisiera transmitir a todos lo valioso, poético y transformador del encuentro con esta Maestra, con su metodología, su arte, su sensibilidad, y con quienes vinieron de su mano y han sido compañeros en el recorrido emocionante de esta disciplina, de  esta metodología,  que combina el saber, el hacer y sobre todo el encuentro desde y con  el SER profundo, humano, real, que devela y valida el DESEO, deseo que se convierte en motor fecundante y permanente de la VIDA, de lo NUEVO, del  estreno… de la INAUGURACIÓN… de la apertura a nuevos vínculos…

La Bioenergética y las Técnicas Corporales Creativas de la escuela de Susana Yasan  han enriquecido mi ser, mi saber, mi reflexión  y mi quehacer profesional, han sido y continuarán siendo por siempre: inspiración, poesía, y creación.

Han significado el tejido amoroso de vínculos entrañables, nutrientes,  que atesoro para siempre…

Animo a todos a aceptar la invitación a esta emocionante y transformadora aventura… pues, estoy segura que habrá un antes y un después de ella…

Gracias Susana Yasan por Ser, por trasmitir, por apoyar, por enseñar, por compartir, por amar… por soñar y realizar… por no rendirte y siempre crear…tejer…  infatigable Maestra Hada… Gracias por tu varita mágica.

testimonio

Juan Manuel Miguens, Argentina.

Hola, quería presentarme y contarles algo sobre mi experiencia con Susana Yasan en la Escuela Latinoamericana de Bioenergética. Me llamo Juan Manuel Miguens, soy psicólogo clínico, en ejercicio como psicoterapeuta desde 1985. Coordino la Dirección Nacional de Capacitación en Adicciones de SEDRONAR (diseño de políticas publicas en prevención, asistencia y capacitación de las adicciones). A la vez realizo atención de pacientes privados de forma individual y grupal. Vengo de trabajar los últimos diez años en España, donde fui director terapéutico de dispositivos de atención.Quisiera transmitirles es el enriquecimiento que para mi ha significado la bioenergética en el abordaje clínico y la presencia de Susana Yasan como formadora. Las palabras difícilmente reflejen lo rico de la vivencia, pero créanme que esta ha sido una experiencia riquísima de contacto conmigo y con los otros. Les aseguro que ella es una docente dedicada, cuidadosa y generosa, que les brindará una visión equilibrada y profunda del panorama pos reichiano y del paradigma del trabajo corporal bioenergético en su aplicación a lo grupal y a lo creativo. Yo vengo estudiando con su dirección y quería tan solo recomendarles la experiencia de esta singular formación y animarlos a la misma.

testimonio

Ana Yovino, Argentina.

Mi nombre es Ana Yovino, soy actriz argentina. Estoy cursando el segundo año de la Formación en Técnicas Bioenergéticas que fundó y dirige Susana Yasan. El viaje formativo teórico – vivencial que propone la escuela me brindó y me brinda herramientas para el trabajo escénico y para mi vida personal.  Leer Lowen, Keleman y otros autores y, a través de experiencias que coordina Susana, llevar esa teoría a la práctica para luego volver a pensar lo vivido, es un campo que modifica y enriquece mi trabajo como actriz, docente, también lo afectivo y el entendimiento del modo en que me relaciono. Permitiendo abrir nuevos canales de acción, de percepción, de conocimiento acerca de la energía disponible y de cómo podemos trabajar sobre nuestro cuerpo  tomando contacto con las tensiones, con el conflicto, para ir disolviendo ese modo de organización y habitar al deseo como proyecto de vida.

testimonio

Vilma Salinas, Panamá.

El haber conocido la bioenergética me ha motivado a iniciar estudios en psicología, siempre he sido una persona en búsqueda de respuesta al sentido de la vida, en el camino de esas respuestas encontré esa hermosa experiencia de la bioenergética.

Comienza todo como algo inentendible pero luego se va expresando poco a poco… ya no se entiende… se siente, se vuelve vida…

Puedo decir en mi experiencia personal, durante ese tiempo, que pude sentirme más, y cuando digo sentirme más me refiero a mi cuerpo, de esta forma comencé a crear conciencia de lo mucho que me decía , de las tensiones físicas que se transformaban en dolor emocional o viceversa… en los cuatros módulos descubrí algo distinto y hacer un encuentro con mi niña interior y abrir la puerta a un trabajo profundo de mi misma…darme cuenta del dolor me sirvió para descubrirme y sentir la vida… por su puesto aún hay mucho que trabajar.

En mi ámbito profesional como fisioterapeuta he podido aplicar las diversas dinámicas enseñadas en los módulos, lo he aplicado en dos talleres, a grupos de colegas y personas que se dedican a cuidar personas con discapacidad. Los talleres fueron orientados al descubrimiento de las tensiones del cuerpo, y la relajación de las tensiones, haciendo contacto con las emociones. Las personas que han participado lograron darse cuente de sus cuerpos, de sus dolores y tensiones, y pudieron relajarse y disfrutar del momento desde su propio cuerpo… una que otra lagrima siempre brota y al final una sonrisa y otros que se sienten cargados de energía, cada uno se lleva una experiencia y se logra el objetivo.

Puedo decir que es una experiencia que me gustaría que muchos vivieran y de lo cual quisiera aprender más.

testimonio

Romina Raquel Szapira, Argentina.

Mi nombre es Romina Raquel Szapira, Argentina  tengo 27 años. Soy. Soy mujer, mujer que juega a ser actriz, a ser dibujo, a ser pincel. Que mueve el cuerpo con el viento y el aire del nacer. Respiro, me expando y me contraigo cada vez.  Mujer, persona inquieta. Instructora de yoga y bioenergetista en plena formación.

No me avergüenzan los halagos, no me acuso de nada por ellos. Susana Yasan ha sido, en sí misma, una revelación para mí. En el camino compartido me he descubierto riendo y llorando de alegría, silueta de encuentros nuevos. Reconociéndome como un cuerpo dinámico, he aprendido;  que se forma como en su ambiente y se conforma como su entorno: dinámica y armoniosamente. La bioenergética hizo de reloj despertador, de pájaro cantor de la mañana, de abrazo que te ciñe la cintura. Formar y bordear, un cuerpo magnifico que es tantas veces mal mirado. Del malhablado desorden de separarlo todo, yo me he alejado, la terapia la herramienta, la bioenergética un camino bello de andar, mi formadora un regalo de la Tierra. Un cuerpo. Su respiración. El fluir. Las medusas. El cosmos entero que nos lo enseña todo. Las manos cálidas. Los brazos dispuestos que trabajan y que abrigan. El amor que crece, y nos hace andar.

testimonio

Sebastian Gallardo, Argentina.

Terapeuta corporal y masoterapeuta  bioenergético   Argentino vive en Colombia

Si tengo que hablar acerca de Susana Yasan, tendría que escribir páginas y páginas, pero como debo ser breve empezaré por lo más concreto:

Conocer a Susana transformó mi vida. Hay un antes y un después.

Ella fue en Buenos Aires y es a la distancia (hoy vivo en Bogotá) no solo una formadora sino además una Maestra que es muy distinto. Una persona clara, directa, generosa, afectuosa, que no se guarda nada, que comparte  y se ocupa de los detalles más sutiles hasta los más grandes.

En la escuela que ella dirige me formé como coordinador en Bioenergética y técnicas corporales integradas y hoy tengo mi consultorio en Colombia donde trabajo con técnicas corporales integradas y la bioenergética es la base de mi trabajo.

En mi desarrollo personal: Ella me acompaño en mi transformación desde el roll de formadora, de terapeuta y de maestra.

Puedo decir que en la Escuela Latinoamericana de Bioenergética encontré el lugar que necesitaba y en Susana una persona increíble, talentosa y humilde como las que no abundan.

testimonio

Susana L .Lemarroy, Dirige Corpórea en Tabasco, México.

Psicoterapeuta corporal Bioenergética. Dirige Corpórea en Tabasco, México.

Transitar la formación de Bioenergética en la escuela de Susana Yasan, ha sido una transformación profunda en mi vida personal y profesional.

Me encontré con una metodología sensata, sensible, con una teoría y práctica ricas por su variedad, que me permite explorar y comprender la humanidad desde muchas perspectivas.

Con la Bioenergética aprendí a poder estar presente, a profundizar mis relaciones, a sentirme mas protagonista de mis proyectos. Y principalmente aprendí a integrar, en lugar de separar, todos mis saberes.

Al día de hoy, puedo decir que en esta escuela aprendí a tejer mi mejor artesanía: mi existencia.

testimonio

Juan Manuel Grilli, Argentina.

Masajista Holístico e instrumentador quirúrgico.

Que decir del gran camino de la  mano de Susana Yasan  y de la mano de la bioenergetica?

En mi recorrer por la experiencia de la vida conocerme siempre fue mi meta, ahondar en lo profundo de cada parte de mi, varias herramientas y caminos fui tomando y probando, construyendo y conociéndome. La bioenergética me conecto con algo increíble, es como una reconexión con uno mismo, abre entrega muestra y te hace sentir, crecer, superar.

lo mas fuerte que me paso fue reconocer mi ego enfermo, te muestra eso que estas siendo y no sos conciente, eso que no te deja ser y que te aleja del fluir de la vida, luego te enseña a aceptar y a contar con herramientas para sanar.

los primeros pasos constaron, duelen pero hoy es algo que me genera cada día mas ganas de atravesar, un descubrimiento constante, aprender a fluir y la alegría sentir  todo el cuerpo.

testimonio

Mabel Alvarez, Argentina.

Creadora de Tango Arte Nuestro. Instructora de tango.

Mi experiencia personal con la bioenergética ,cambio mi modo de vivenciar mi vida. Poner el cuerpo, es una forma integral de sanar , abrir , expandir, amar , pulsar…
Es inaugurar una sensibilidad y conciencia corporal nueva, que nos transforma nuestra condición de “ser humanos”
Por eso comencé mi formación, para poder retransmitir  y compartir mi experiencia con otros , y aplicar la bioenergética, en mi trabajo como Profesora de Tango.
Asi pude crear un sistema de enseñanza propio, donde pude integrar todas las herramientas y saberes , que facilitan el aprendizaje y el desarrollo personal de mis alumnos.
Una rueda mágica que me plenifica , como docente y  como persona.
Muchas Gracias, Maestra! Susana Yasan.

testimonio

Claudia Molina, Argentina.

Llegué a bioenergética y a Susana hace 3 meses por una crisis donde toda mi manera de protegerme y controlar mi vida  empezó a ser bombardeada con la fuerza de un tsunami. Racional pero sensible, la mente y sus terapias dilataron el encuentro con la verdad que – ahora me doy cuenta – solo puede expresar mi cuerpo, porque el cuerpo no miente.  Asì “aparecio” este espacio en donde Susana nos guia con enorme solvencia, compromiso y respeto por nuestro propio viaje interior y sin solemnidad. Aqui mi cuerpo y mi alma empezaron a vaciarse de  la ira y las profundas tristeza acumuladas en 53 años y de la que no tenìa conciencia cabal.Siento sorpresa y Agradecimiento por este “hallazgo”; por Susana que es algo asì como una chamana urbana, y por  los compañeros de grupo que son nuevos hermanos en esta aventura del viaje a nosotros mismos.

testimonio

Silvia Puy, Argentina.

Arquiteca  y Coordinadora en bioenergética y técnicas terapéuticas corporales y creativas:

Soy Silvia, tengo dos vocaciones definidas y he descubierto muchas más, una es mi profesión de arquitecta y la otra es el trabajo corporal ambas surgidas al mismo tiempo pero por influencia familiar seguir la carrera clásica.

Tengo 50 años y hace 10 que hago bioenergética con Susana Yasan además de haber hecho la Escuela de formación, colaborar con la escuela y seguir formándome.

LLegué a la Escuela buscando una formación en ese amor que seguía insatisfecho y encontré más que eso. Encontré sabiduría, interés por impartir cada clase, mi propio trabajo corporal y un enorme crecimiento personal.

En ese momento se puede decir que  estaba en la típica crisis de los 40 recién separada por segunda vez y muy disconforme con algunos aspectos de mi vida.

Pasé por estados de calma, furia, desconsuelo, descubrí con dolor que algunos fantasmas siguen conmigo aún y soy responsables de muchas de las situaciones que vivo pero fundamentalmente encontré un laboratorio de nuevas experiencias

que no hubiera podido vivenciar y van haciendo una nueva forma-vida.

Ahora me siento muy segura de mi misma, integrada, logro cosas profesionalmente a pesar de obstáculos que supero con pocos sacrificios emocionales y ESTOY CONFORME CON LO QUE VOY SIENDO Y HACIENDO.

Estoy pasando otra etapa como la menopausia bien, pudiendo sostenerme ante el vendaval adolescente de mi hija que es feroz y que si no estuviera tan bien plantada me hubiera arrastrado hace tiempo.

Agradezco no faltar casi nunca a clase, es mi momento de bienestar y re-encuentro conmigo, vivenciar la contención de mis compañeros que fueron muchos en estos 10 años y poder descubrir  a cada uno de ellos como persona evitando las primeras impresiones engañosas.

También la supercreatividad de Susana que ha hecho que no me aburra nunca!!!!! y ha develado mi propia creatividad.

EXPERIMENTAR es la palabra mágica y abrir el DESEO es la otra.

Cariños y bien venidos al tren de la VIDA!

testimonio

Marie-Emmanuelle Balmadier, Francia. 

Tengo 48 años Francesa, en Buenos Aires, Argentina, desde hace 5 años.

Profesora de español, costurera, cantante, bailarina de tango…

Llegué a la Bioenergética después de una historia amorosa que fue una experiencia emocional muy fuerte y terrible, en la que somaticé de varias formas, y sufrí mucho. Entendí entonces la implicación de mi cuerpo y que no tenía que despreciarlo. Fue cómo descubrí la Bioenergética gracias a una amiga.

La bioenergética me aportó sobre todo la confirmación y la conciencia de que mi cuerpo habla. Mi cuerpo lleva en sí marcas, bloqueos, tensiones, dolores, deformaciones que son tantas huellas de mi pasado, de mis heridas, de mi vida emocional, emociones contenidas… Mi cuerpo somatiza. Es su manera de mandarme mensajes, de hablarme…, hasta de gritar ! Antes no lo reconocía como tal, o no sabía que se podía modificar, ni cómo.

Si reconozco ese lenguaje, y acepto el mensaje, puedo lograr deshacer los nudos, las trabas, los conflictos, las cicatrices de tantas heridas interiores que tuve que sufrir en mi historia, en toda mi vida, para aprender a reaccionar de otro modo, relacionarme y vivir con una nueva conciencia y nuevos patrones. Mi cuerpo va cobrando formas por costumbre, por mi actitud ante la vida. Al darme cuenta de esa forma puedo lograr deshacerla, y a través de mi cuerpo puedo corregir mi actitud, modificar mi manera de actuar y reaccionar… pero por supuesto, sólo empeñándome, porque no se cumplirá sin compromiso, voluntad, y esfuerzos míos.

Descubrí también que trabajando desde el cuerpo, la energía se despierta y me brinda nuevas ganas, un nuevo bienestar, que trato de alimentar día tras día, con más o menos éxito, pero sí, de a poquito con pequeñas victorias sobre mí misma, que me dan más ánimo para seguir adelante.

Primero me ayudó a salir de esa situación muy dura, de hacer el duelo, de sentirme cada vez mejor, de aceptar que valgo por mí misma, y a luchar por mi proyecto y mi sueño. Aprendí que tengo que cuidar de mí misma primero y respetarme, de no tener vergüenza de lo que siento, y que puedo expresarlo sin temor, sin juicio ni ajeno ni mío en el espacio de la sesión, que se caracteriza por la benevolencia y la amorosidad… aunque sea enégico. Me ayuda también a asumir más lo que soy ante el otro, y a asumir también mi cuerpo ante mí misma, y a hacer lo que puedo para mejorar lo que puedo mejorar, y también ponerlo en movimiento, ser actora activa y no pasiva de mi vida.

Aprendí que el calor humano del amor fraterno es una gran medicina, y que podemos brindar amor a gente desconocida, dejarnos tocar física y afectivamente, y buscar en sí remedios para ayudar al otro a sanar, y que eso permite también crecer uno mismo.

Aprendí que actuar, hacer pasar por mi cuerpo, mi voz, expresar algo que me cuesta, durante una sesión, lo hace posible, lo permite luego en la vida, o hasta lo resuelve.

De a poquito, voy confiando cada vez más en mí misma, y en que soy capaz…, y trato de mejorar lo que todavía se presenta como conflicto con decisión y conciencia.

Gracias a Susana y a todas las compañeras del grupo !

testimonio

Rita Merlo, Argentina. 

Mi nombre es Rita Merlo.

Me dedico a compartir,  revalorizar,  difundir el conocimiento popular en plantas medicinales a través de talleres participativos y a coordinar clases de Bioenergética en diferentes grupos y espacios.

La Bioenergética me permitió recuperar mi energía y la alegría de conectarme nuevamente con un proyecto, con mis posibilidades y potencias.

Inicié el contacto con la Escuela hace cinco años atrapada en un duelo de una etapa de mi vida.

En el contacto con mis apoyos, con otras personas con la que compartí y comparto grupo, recuperando la consciencia de mi cuerpo, de mi cuerpo con otras y otros, me reencontré con mi deseo y con la capacidad de ir concretándolos.

testimonio

Vivian Ciancia, Panamá.

Mi nombre es Vivian Cianca, Psicóloga de profesión y músico de vocación, mi experiencia con la Bioenergética comienza en el año 2009 cuando encontré a través de la Escuela Latinoamericana de Bioenergética y de las enseñanzas de Susan Yasan una manera diferente de sanar, explorar y crecer.

En el primer encuentro al que asistí logre descubrir la conexión con mi cuerpo y mi mente, y conforme participe de más formaciones y encuentros, logre llevar a otro nivel mi estado físico y emocional, sanando heridas, eliminando bloqueos y por ende quitando dolores.

actualmente la Bioenergética es parte de mi vida, con unas simples practicas que puedo aplicar a diario para hacer respirar el cuerpo y desintoxicar el ser. Esto me ha servido de mucho tanto a nivel personal como profesional ya que es un modo distinto de mantener el equilibro vital sin interferir con las exigencias de una vida exitosa y normal en sus quehaceres.

testimonio

Lina Marcela Willman, Colombia, reside en Panamá.

Psicóloga Clínica.

Especialista en Orientación Educativa y Desarrollo Humano en Colombia

Terapeuta Holística; (Terapeuta Floral, Reiki, EFT, cromoterapia, Certificación en Terapeuta de limpieza de Chacras).

Diplomado en Orientación Familiar en Honduras.

Diplomado en Bioenergética y Técnicas Terapéuticas Corporales Panamá

Desarrollo de programas sociales y de servicio Comunitario en Comunidades y poblaciones de alto riesgo. ( Colombia, Honduras , Panamá).

Nacionalidad Colombiana, Residente en Panamá

Que ha sido para mí la vivencia y estudio de la Bioenergética:

Es una posibilidad magnifica que surge del trabajo grupal corporal, facilitando un encuentro solidario y siendo un dispositivo terapéutico que todo profesional en estas áreas debiese tener.

Esta Disciplina me permite como terapeuta  poder  acceder a mover en mis  pacientes emociones contenidas; y  lograrlo en las vías de un encuentro consigo mismo y con el otro a través de un trabajo neuromuscular, emocional y con gran componente energético.

Me maravilla lograr entender  como  la expresión del Inconsciente se manifiesta no solo lenguaje verbal sino con el lenguaje del cuerpo; en un un gran asomo de asombro.

Cualquier coordinador o profesional que sepa el manejo de grupo,  puede tener la capacidad de diluirse en un registro bioenergético corporal y aprender a descifrar, dirigir y armonizar la energía de sus participantes. Esto constituye una razón de ser del ejercicio profesional  ético que nos ocupa.

Nos brinda potenciales herramientas que se pueden adquirir o desarrollar con esta maravillosa experiencia al  ayudar a las personas a sentir sus cuerpos y sus emociones en un camino real de autoconocimiento y autoexpresión.

El trabajo con el cuerpo desarrolla corrientes energético emocionales individuales y grupales que impulsan a la cura terapéutica cuando  el cuerpo  cede a impulsos bloqueados.

Para mi haber vivido esta experiencia de entender el ser humano en función de los procesos energéticos del cuerpo ha constituido un viaje inimaginable hacia el despertar de nuevas e inquietantes maravillas de estudio del mismo. Es en la búsqueda de nuevas formas de acceso al entendimiento del ser humano  que la Bioenergética nos provee.

Para mí ha sido un logro grandísimo poder rescatar la vida de mi cuerpo!!.

testimonio

Natalie Perez. Colombia, reside en Bogotá.

Soy Licenciada en Educación Física. Me preguntaron, qué puedo reseñar de la bioenergética, y se me vienen tantas experiencias, a pesar de haberla experimentado regularmente durante 2 años, siento que me dejó nuevas formas de ser.

Es un día nuevo, un renacer intenso, muy intenso. La bioenergética atrae y deriva ganas de resurgir, de desechar lo que no sirve y estorba, pero que no nos damos cuenta que está estorbando. Es un reflejo que se esclarece poco a poco, en cada respiración, en cada palpitación. He sentido con esta práctica, vivido instantes guardados en un llanto, en un grito, en un abrazo, viendo como me desmorono o alguien más lo hace por mí. Es identificación en el otro, es darnos cuenta que hay alguien más que resuena y con quien podemos abrirnos en diferentes vías de comunicación. Es escucharnos sin pronunciar una palabra, es afinar los sentidos para notar lo que sentimos. Instalé la bioenergética para notar con más sutilidad lo necesario e innecesario, viendo lo repetido que no es necesario, cómo caemos en redundar sentimientos, culpas, miedos que estancan las virtudes. Este camino inacabable hasta nuestra muerte, me ha posibilitado escribirme en un papel tapiz nuevo, el que yo he decidido.

Muchas gracias Susana, fue un tiempo muy provechoso para mi vida, conocí personas con una belleza memorable y tuve la posibilidad de sumergirme en mis sentires. Gracias, siempre será un placer recordarte.

Me formé en Bioenergética, tecnicas corporales y creativas con Susana Yasan, soy instructora en Esferokinesis, madre, hija, hermana, mujer.