Información Util

Dirección: Jerónimo Salguero 1137
CP 1177 Buenos Aires, Argentina
Teléfono: +54 (11) 4782 7005
info@bioenergeticalatam.com.ar
Como llegar  
      

Canal YouTube

CANAL YOUTUBE SUSANA YASAN.   VISÍTENOS!

La tensión o el arte de la ignorancia

¿Por qué asusta relajarse?

Hablar de bioenergética es adentrarse en el territorio en que según Lowen entendemos a la personalidad en términos de cuerpo y los procesos energéticos.

Para percibir el flujo de la vida en nosotros, hay una condición opuesta a el estilo de vida que nos impone el presente y esta condición es: relajarse.

Relajarse es lo contrario de vivir stressados. Vivir stressados: superviviencia frente al aceleramiento continuo de nuestros ritmos,
superviviencia negadora de frustraciones ante nuestros proyectos, supervivencia acomodaticia en vínculos displacenteros, superviviencia
en la superposición de exigencias, maltratos urbanos por ejemplo en los medios de transporte, violencia e inseguridad, hábitos alimenticios
inadecuados, nutriciones que confunden el ser con el tener…

El arte de ignorar la tensión, es el arte aprendido y apropiado a lo largo de una vida que atravesando diferentes tormentas personales,
perdidas, aconteceres socio políticas, nos llevaron a habitar nuestro ser defendidos en máscaras sociales, acorazando nuestras
intimas emociones, escondiendo involuntariamente impulsos valiosos poco aceptados por el entorno.

El arte que lleva a que ignoremos nuestras tensiones, bloqueos, contracturas es consecuencia de mirarnos en un espejo creado a imagen
de un ideal
 que congelo quienes somos en pos de quienes creemos que se espera que seamos hasta por nosotros mismos. Creamos la imagen de
fortaleza, potencia, confiabilidad, desvalidez, seducción, derrota, y enriquecemos, decoramos, idolatramos, conservamos a la misma, con
un propósito, involuntario de defendernos de malestares creados por ofensas exigencias o carencias afectivas, para no sentir dolor, sin
embargo, atesorar esa actitud, impide que nuestra energía vital fluya hacia propósitos placenteros.

El peligro de la tensión es ni siquiera sentirla.

El impulso vital:
Esta noche voy a bailar como posesa por eros…
La mascara:
Tené cuidado, pueden creer que…
La ansiedad:
Yo no aguanto tanto movimiento, me sofocaría
Los musculos cronicamento contraídos:
Vas a tener que moverte bastante para que nos descontrolemos, mira que llevamos años encogiéndote
La emoción:
Ah ya estoy sintiendo ahora que el aire se hizo espacio y entro la danza, estoy aquí, riamos !!!!
El cuerpo movido:
Aunque me quieras volver a lo Seguro… ahora aquí se esta fantastico… que delicia dejarme llevar, … ahora es mas difícil, detenerme, hasta el cosmos,
no paro… se siente preciosos, todo late, no
distingo dentro fuera, vos, yo, nosotros, … plenitud, ahora si que
merecido relajarse y descansar. Esta noche, duermo y hasta voy a
soñar…

Retomando estas reflexiones sobre la oposición entre tensión-relajación es a través de la practica en bioenergética y otras metodologías que
permiten entrar en contacto con el cuerpo que somos y no con el que creemos o queremos ser, que habilitamos el permiso para des-hacer
patrones repetitivos que se convirtieron en formas estereotipadas de estar en la vida . Pensar sentir, hacer expresiones de una misma
energía vital pueden transformarse en una respiración única que asistiendo al afinado oído para descubrir el sentido de nuestra
existencia, encaminen nuestros pasos hacia que abrazos queremos dar, recibir, dar, que talentos disponemos para transformar lo que nos
rodea con nuestro aporte singular, como favorecer el camino de la confianza, el amor, la alegría compañeros indispensables para el arte de vivir.

Expresamos en la palabra el propósito de relajarnos: ¿por que asusta relajarse? Relajarse en sentir quienes somos que sentimos, relajarse
es la pausa entre ser y el impulso para crear el paso siguiente hacia nuestro deseo profundo.

Buenos Aires, Argentina. 30 de agosto 2009

 

Los comentarios están cerrados.